miércoles, 30 de agosto de 2017

Escribe correctamente la segunda persona de singular del pretérito perfecto simple

" Pues la gente lo dice", "Yo siempre lo digo así", son excusas que podemos oír si intentamos corregir a alguien la presencia de una -s final en la segunda persona singular del pretérito perfecto simple * aparecistes, * obedecistes, * , *salistes. En el caso de hablantes de gallego podría hablarse de interferencia ya que en esta lengua sí aparece -s en este tiempo verbal: fuches, colliches, quixeches...
Pero, aún teniendo una explicación, es igualmente incorrecto utilizarlo, aún cuando a finales de los años 80 sonaba en todas las emisoras un tema del grupo de Mecano que reproducía este error.




Así pues, si quieres escribir y expresarte correctamente en español, recuerda NO acabar las formas verbales del pretérito simple de segunda persona en -s

Aquí te dejamos un divertido  recordatorio sacado de La ortografía










jueves, 24 de agosto de 2017

¡Menuda serendipia encontrar esta entrada!

Eso es lo que tendrías que decir si estuvieses buscando el significado de la palabra "serendipia" y, sin querer, llegases a saberlo gracias a este blog. Porque lo que significa esta palabra es "hallazgo afortunado que se produce cuando se está buscando algo distinto". El ejemplo más claro para explicar este concepto sería el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón cuando lo que realmente buscaba era una nueva ruta hacia las Indias. 

Hay quien hace venir la palabra "chiripa" (proveniente del argot del billar) que significa casualidad positiva, chorra, suerte inesperada de una evolución fonética de serendipia, pero no termina de cuajar esta teoría. 

Parece que el término nos ha llegado a partir del antiguo relato oriental "Los tres príncipes de Serendipa" , cuyos protagonistas eran capaces de resolver problemas por casualidad. Aquí te ofrecemos ese relato. 



"Érase que se era, tres príncipes de la impresionante isla persa de Serendipia. Los tres eran inteligentes, bien educados e hijos de un gran arquitecto. Su padre les había encomendado viajar a la India cuando, de repente, se toparon con unas huellas.
El primer príncipe, tras observarlas, dijo:
–Son las huellas de un camello tuerto del ojo derecho. Esto lo digo porque he visto que la hierba de la parte derecha del camino que da al arroyo estaba intacta, mientras que la de la parte izquierda que da a la colina estaba más seca y consumida.
A todo esto, el segundo príncipe, más sabio que el primero, añadió:
–A este camello le falta un diente: lo sé porque la hierba que ha arrancado tiene por encima pequeñas cantidades masticadas.
Por último, el tercer príncipe, todavía más astuto que sus dos hermanos mayores, observó:
–Eso no es todo: el camello está cojo de una de las dos patas de atrás. Seguramente la izquierda, ya que las huellas son más débiles en este lado.
A estas afirmaciones se unió la del arquitecto mayor del pueblo, que dijo:
–Por mi puesto de arquitecto mayor del reino afirmo que el camello llevaba una carga de miel y mantequilla. Lo puedo decir porque al borde del camino las hormigas comían en un lado, mientras que en el otro se concentraban abejas, avispas y moscas.-
Los tres príncipes se sintieron molestos porque la apreciación del arquitecto superaba a las suyas. Así que el segundo príncipe bajó de su camello e inspeccionó más de cerca la huella y afirmó que en él iba montada una mujer, al percatarse de pequeñas huellas sobre el barro en la ribera del río.
El tercer hermano, herido en su orgullo también aseguró que la mujer estaba embarazada, ya que al orinar se apoyó con las dos manos debido al peso de su cuerpo.
En un clima de celos y soberbia, los tres jóvenes prosiguieron su camino hasta la siguiente ciudad, donde se toparon con un mercader que estaba muy nervioso. El motivo es que uno de sus camellos con su joven esposa había desaparecido con una carga de miel y mantequilla. Los tres príncipes, al escucharlo, se pararon y le preguntaron:
–¿Era tuerto tu camello del ojo derecho?– preguntó el hermano mayor.
–Sí –le contestó el mercader intrigado.
–¿Le faltaba algún diente?– preguntó el segundo hermano.
–Seguramente, porque era viejo y se había peleado con un camello joven– respondió el mercader.
–¿Estaba cojo de la pata izquierda trasera?– le espetó el tercer hermano.
–Sí ya que se había clavado la punta de una estaca. Además llevaba una carga de mantequilla y miel y una mujer muy descuidada, ¡mi esposa embarazada que se retrasaba todo el rato y yo la dejé atrás sin darme cuenta! ¿Los habéis visto?– preguntó angustiado el mercader.
A esta pregunta los príncipes rieron a carcajadas ante el asombro del mercader.
–No los hemos visto jamás.

En ese momento los vecinos explicaron al mercader que habían visto tres salteadores tras su camello y su mujer, así que les denunció. Habían detallado tan bien al camello que nadie les creyó cuando afirmaron no haberlo visto, así que fueron detenidos y condenados a muerte… aunque finalmente apareció la mujer del mercader y fueron liberados".


Realmente no parece muy ilustrativo para aclarar el concepto "hallazgo por casualidad" sino que sus hipótesis son fruto de la deducción lógica (de hecho, parecen precursores de Sherlock Holmes), pero nos pareció apropiado incluir aquí la historia que, supuestamente, está detrás de esta palabra. 

Más aclaratorio nos parece este fragmento de la película Serendipity, en la que tanto se define el concepto como se repasan algunos ejemplos. 

viernes, 14 de julio de 2017

Importancia de los signos de puntuación: El testamento sin signos


Por si acaso aún hay alguien que no conozca el famoso texto de "El testamento sin puntuación" aquí os lo traemos, pero con una finalidad: la de que reflexiones acerca de la importancia de los signos ortográficos. Ya hace tiempo que circula "La coma salvavidas" con la misma intención: evidenciar cómo la ausencia o presencia de un signo ortográfico cambia totalmente un discurso.

Resultado de imagen de vamos a comer niños




Así pues, aquí tienes un texto que al no estar puntuado, puede ser interpretado hasta de cinco formas distintas.

Se cuenta que un señor, por ignorancia o malicia, dejó al morir el siguiente testamento sin signos de puntuación: «Dejo mis bienes a mi sobrino Juan no a mi hermano Luis tampoco jamás se pagará la cuenta al sastre nunca de ningún modo para los jesuitas todo lo dicho es mi deseo»
El juez encargado de resolver el testamento reunió a los posibles herederos, es decir, al sobrino Juan, al hermano Luis, al sastre y a los jesuitas y les entregó una copia del confuso testamento con objeto de que le ayudaran a resolver el dilema. Al día siguiente cada heredero aportó al juez una copia del testamento con signos de puntuación.

- Juan, el sobrino:
«Dejo mis bienes a mi sobrino Juan. No a mi hermano Luis. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

- Luis, el hermano:
«¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¡A mi hermano Luis!. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

- El sastre:
«¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. Se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

- Los jesuitas:
«¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. ¿Se pagará la cuenta al sastre? Nunca, de ningún modo. Para los jesuitas todo. Lo dicho es mi deseo».

- El juez todavía pudo añadir otra interpretación:
«¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco. Jamás se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».Así que el señor juez, ante la imposibilidad de nombrar heredero, tomó la siguiente decisión:
«... por lo que no resultando herederos para esta herencia, yo, el Juez me incauto de ella en nombre del Estado y sin más que tratar queda terminado el asunto».

Detalles sobre Góngora que seguro que no sabes

Seguro que sabes que Luis de Góngora era sevillano, que mantuvo una enemistad pública con Quevedo que provocó un intercambio de versos satíricos conocidísimo, que es el principal representante de la corriente barroca del culteranismo con sus versos díficiles, trabajados y cuajados de figuras retóricas y perífrasis alusivas...

Pero, ¿sabes de qué y dónde murió? ¿dónde reposan sus restos? ¿qué otras obras inspiraron sus composiciones? ¿de qué lo acusaba Quevedo?
A estas preguntas y otras más da respuesta este artículo , Góngora de la A a la Z que recoge datos curiosos y relevantes sobre su vida y obra.


Puedes acceder también desde aquí 




Practica el imperativo creando tu dieta de la felicidad

Hemos recuperado una "receta" que lleva un tiempo circulando por Internet para proponerte un repaso del imperativo. Sabes que el imperativo es el modo verbal que se utiliza para dar órdenes, sugerencias o consejos. Es defectivo, ya que sólo tiene formas propias para la segunda persona del singular y la segunda del plural. En el resto de los casos tendrás que recurrir al presente de subjuntivo. También habrá que recurrir al subjuntivo en todas las personas si queremos construir oraciones negativas: Coge eso --> no cojas eso ; Salid a dar un paseo --> no salgáis a dar un paseo.

Recuerda que la forma de la segunda persona del plural acaba en -D y que es absolutamente incorrecto usar el infinitivo con valor de imperativo: * Acabar la tarea, recoger vuestras cosas e ir saliendo en silencio --> AcabaD la tarea, recogeD vuestras cosas e iD saliendo en silencio.


Ahora que hemos repasado la teoría, te sugerimos la siguiente actividad: a partir de los "ingredientes" de esta "receta para conseguir la felicidad" enuncia frases, recurriendo al imperativo o al subjuntivo para que nos quede absolutamente claro qué hacer para ser felices en esta vida.





Te damos un ejemplo. Si están "prohibidas" las personas negativas podemos construir las oraciones: No te rodees de personas negativas o Evita a las personas negativas. 


¿Listo? Pues a cocinar tu felicidad. 

miércoles, 21 de junio de 2017

NO PASES DE LO QUE HAS APRENDIDO ESTE CURSO (1ºBAC)

Tres pasapalabra de distinto contenido para repasar TOOOOODO lo que (seguro ) habéis aprendido a lo largo de este curso.




Con este repasaremos cuestiones de lengua y literatura REPASO L. Y LITERATURA 1º BAC





Este está más centrado en autores, géneros y obras literarias. personajes y autors lit 1º bac




Y ¡cuidado! este está catalogado con nivel "de experto". Pero no pierdes nada con intentarlo. LITERATURA 1º BAC (EXPERTO)

lunes, 12 de junio de 2017

PALABRAS QUE NO CAMBIAN

Unos cuantos ejercicios sobre palabras invariables para que repaséis el examen de este viernes.

Empezamos con todas a la vez. Tendrás que colocar en el cubo correcto preposiciones, conjunciones, adverbios e interjecciones. Tranquilo, que tienes todo el tiempo del mundo.


                                                 Pulsa aquí para jugar. Una vez que tengas el juego, dale a "start"



Ahora tienes dos minutos para encontrar todas las preposiciones que aparezcan en esta cascada de palabras. ¡¡CUIDADO CON LA ORTOGRAFÍA!!Lee bien, porque sólo se te permitirán dos fallos. 




Pulsa aquí para jugar



A continuación nos centramos en los adverbios. Hay que localizar 15, de todo tipo, en esta sopa de letras.




Los adverbios


 Ahora un último juego en que repasarás adverbios a la vez que aprendes o recuerdas conocidos refranes. Te daremos el refrán con huecos y tú tendrás que completarlos usando únicamente adverbios


. Repasando adverbios con refranes



 Y, por último, un crucigrama confeccionado sólo a base de interjecciones.

  Interjecciones

domingo, 4 de junio de 2017

ESQUEMA VERBO

Unos esquemas muy completos a cargo de Pablo Dondarza que recogen los accidentes del verbo.